¿Azúcar o Miel?

Es bien sabido que la miel posee miles de propiedades benéficas para nuestro organismo siendo utilizada sabiamente para mejorar la salud, como cosmética y fuente de energía, pero ¿Qué tal si la usamos como nuestro endulzate principal? Parece ser un giro interesantes de nuestras rutinas, pero este pequeño cambio contribuirá no solo con nuestro bienestar físico sino con el cuido del medio ambiente.

La miel es una alternativa natural al azúcar que incluso endulza más que está última y aunque aporta igual cantidad de calorías por gramo, nos aporta beneficios que el azúcar no, por ejemplo: contiene antioxidantes, gracias a los compuestos fenólicos y los flavonoides propios de la miel; es rica en vitaminas B1, B2, niacina, B6 y ácido fólico; es antimicrobiana y antiséptica con lo cual su consumo ayuda a prevenir infecciones y a aliviar problemas respiratorios y es fuente de minerales importantes para el funcionamiento neuromuscular, entre ellos, potasio, sodio, magnesio y en menor medida calcio y fósforo, también es fuente de zinc que refuerza las defensas del organismo y aporta selenio, un potente antioxidante.

Pero más allá de todo estos beneficios consumir miel en vez de azúcar es una gran contribución al cuido medioambiental, pues el proceso de producción de la caña (de donde se obtiene la azúcar) es uno de los más dañinos, principalmente porque este cultivo es quemado antes de ser cortada produciendo miles de toneladas de gas carbónico emitiendo compuestos orgánicos volátiles que aumentan los altos niveles de contaminación atmosférica.

Por otra parte la quema de caña tiene otras incidencias sobre flora y fauna del planeta pues con las llamas mueren miles de microorganismos habitantes del subsuelo y que cumplen la función de oxigenar la tierra, así mismo mueren ranas, sapos, mariposas, pájaros abejas, culebras, conejos y todos aquellos animales que se encuentren cerca.

A esto debemos agregarle que el monocultivo de caña utiliza químicos en grandes cantidades que van esterilizando la tierra dejándola inservible y contaminando las fuentes de agua cercanas a el, agua que además es extraídas en grandes toneladas para riego provocando sequías en ríos y lagos.

Por su parte la producción de miel natural no contamina el medio ambiente pues no conlleva ningún proceso químico y por el contrario las abejas productoras de miel son agentes importante en la polinización de árboles y plantas.

Rfc1394-Warning-Blank-orange-2400px

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s